En esta edición:

Mosquitos: Cómo combatirlos

Mosquitos... y otras plagas...

...llegan con cada verano

  

 

Los mosquitos de las viviendas, Culex pipiens, se crían cerca de las áreas urbanas y rurales, principalmente en aguas turbias y aguas estancadas en las calles o acumulaciones de aguas en los sembrados. Algunas especies Culex son transmisoras de enfermedades, incluyendo la encefalitis, filariasis e infecciones arbovirales.

 

 

Los mosquitos Aedes aegypti transmiten la fiebre amarilla, otros tipos de Aedes prevalecen en áreas urbanas, sus larvas se crían en aguas limpias o algo turbias, en pequeñas piletas, en neumáticos desechados de autos, latas, floreros, etc. Los adultos vuelan principalmente después de la puesta del sol y durante la noche. Los Aedes transmiten patógenos de diferentes enfermedades, por ejemplo, la fiebre amarilla, dengue y fiebre hemorrágica del dengue.

 

 

Los Anopheles maculipennis son los mosquitos transmisores de la Malaria, otros Anopheles spp. pertenecen a los vectores más severos de enfermedades en el hombre. Más de 40 especies de mosquitos Anopheles, que son activos al anochecer, durante la noche y al amanecer, transmiten los patógenos, plasmodia, de la malaria.

La distribución geográfica de la malaria está estrechamente relacionada con las condiciones climáticas favorables al mosquito de la malaria. Estas plagas encuentran temperaturas ideales, humedad y condiciones para la cría convenientes en las latitudes tropicales y subtropicales de América Central y del Sur, Africa, Medio Oriente y en vastas zonas de Asia.

La hembra de Anopheles acostumbra a depositar los huevos simplemente sobre la superficie del agua y las diversas especies de Anopheles prefieren diferentes tipos de agua para su reproducción. Dependiendo de las preferencias de las especies, los lugares de cría varían desde aguas pantanosas, estancadas y campos con riego por anegación, como los campos de arroz. Las larvas acostumbran adoptar una posición horizontal debajo de la superficie del agua. Los mosquitos adultos se caracterizan por su cuerpo alargado, al que mantienen en un ángulo dirigido hacia abajo con respecto a la superficie de reposo.

Las hembras van en busca de viviendas de humanos o hábitats animales en procura de su alimento, que es la sangre. Algunas especies prefieren el medio intradomiciliario, donde descansan durante el día y atacan de noche, otras permanecen en el ambiente exterior.

La picadura de un mosquito infectado introduce esporozoitos del plasmodio dentro de la sangre humana. Los esporozoitos encuentran su camino al interior de las células del hígado, desde las cuales después de un complicado ciclo y los subsiguientes estadios de desarrollo, vuelven a la sangre en la forma llamada merozoitos, atacando los glóbulos rojos. Dentro de los eritrocitos maduran las células sexualmente diferenciadas, y si la víctima es picada otra vez, son seccionadas hacia el estómago del mosquito, en donde se multiplican sexualmente, completándose así el ciclo de vida del parásito.

sigue